sábado, 7 de febrero de 2009

Cinco Ideas para progresar en tu empleo

Aquí hay cinco ideas para mejorar tu posicionamiento en tu trabajo. Recuerda que tu posicionamiento es cómo te ven los demás en términos profesionales. Todo se basa en la gestión.

1. Gestiona lo que haces
Richard Templar afirmó “Conoce tu trabajo bien, hazlo bien, sé mejor que cualquier otro en lo que haces (¡mi abuela pudo haber dicho lo mismo!). Este es un consejo fundamental, pues aunque sabemos que en algunos lugares se premia la ineptitud, la verdad es que no es tan común como parece, y tiene mucho que ver con quiénes saben lo bueno que eres en tu trabajo. Así que la primera regla es SER MEJOR EN TU TRABAJO. Si al menos UNA persona no puede afirmar que eres el mejor que tiene la empresa en tu trabajo, entonces las posiblidades de trepar la escalera de la promoción son muy remotas. Hagas lo que hagas, hazlo bien. Sé el mejor de tu empresa en lo que haces.

Un punto fundamental es saber diferenciar actividades de resultados. Estoy seguro que conoces cantidad de colegas que piensan en su trabajo en términos de las actividades que tienen que desarrollar. Craso error. Mi recomendación es que pienses en tu trabajo tomando como referencia RESULTADOS. La referencia que tomes determinará tu comportamiento cotidiano. Mi lección aprendida es que nuestro éxito depende de pensar orientados a lograr RESULTADOS.

2. Gestiona a tu Jefe
Este es un punto crucial. Trata de encontrar soluciones a los problemas de tu jefe. Podrías resignarte a verlo como tu jefe, pero es más útil si te permites verlo como tu cliente. Esto permite que él pueda señalar con claridad de qué forma no lo estás ayudando a resolver un problema. Míralo de esta forma: si no resuelves sus problemas, él sabrá señalartelo con precisión (es lo que hacen los clientes!). Si tienes claro el problema y el cómo resolverlo, subirás puntos en la escala de tu “dependability”, pues eres alguien que aprende de los errores, en quien se puede confiar, y a quien se puede recurrir para resolver problemas. Por otro lado, gestionar de esta forma te permite ganar en capacidad de influencia y en respeto a tus planteamientos. Un mal jefe puede arruinar tu autoestima y tu confianza en tus propias capacidades. ¡Aprende a gestionarlo!

3. Gestiona tu tiempo.
Confieso que esta es la que me da mayor dificultad. Si, como dicen, el tiempo es un recurso no renovable, más vale hacer el mejor uso posible de él. Por otro lado, aunque para nosotros es muy estimulante trabajar orientados a resultados, es muy probable que alguien en algún momento nos recuerde que “nos pagan por horas”. Si la medida para valorar lo que realmente nos importa es el tiempo y el dinero que invertimos en ello, entonces habría que revisar cómo estamos haciendo nuestro trabajo. Es tanto así que inclusive el amor se convierte en un asunto de tiempo. Todos los especialistas en gestión de tiempo coinciden en que lo realmente importante en la administración de nuestro tiempo es a) priorizar, b) una lista de las tareas de hoy, c) aprender a sacar el máximo provecho de cada hora.

4. Gestiona tus relaciones
En la empresa de hoy, necesitas a otros para poder hacer tu trabajo adecuadamente. Los tiempos del “empleado francotirador” son historia. Hoy, en cualquier oficina, todos formamos parte de algún equipo o al menos formamos parte de una red. El trabajo de unos depende del trabajo de otros. Si necesitas a los demás, justo es que aprendas a tratarlos como se merecen.
Inteligencia Emocional es la clave de tu éxito. Si te han dicho que debes desarrollarla, no lo tomes como un insulto. Tómalo como un favor. Ella es la clave del éxito en tu carrera. Si lo miras bien, todos podemos mejorar ilimitadamente en tres áreas esenciales: pensar, hablar y actuar. ¿Cuáles expectativas tienen acerca de ti los demás colegas? Si comprendes eso, puedes gestionar tus relaciones de manera que te apoyen en tu progreso. Empatía, escucha, respeto, son tres ingredientes clave en la gestión de tus relaciones.

Tienes que ser sincero contigo y comprender que la gente está interesada en sí misma, no en ti. Cuál es el tema más maravilloso del cual alguien puede hablar? El/ella mismo/a. Así que, en vez de usar tus cuatro palabras mágicas “Yo”, “mi”, “mío”, “de mi”, y sustitúyela por la palabra más poderosa “TU”. Mientras más importante hagas que la gente se sienta, más responderán con agrado a tus necesidades. Alguien me citó una vez una frase que vale la pensa tener presente cuando nos relacionamos con nuestros colegas: Cualquiera puede enojarse, eso es fácil. Pero enojarse con la persona correcta, en el grado adecuado, en el momento oportuno, por las razones correctas y del modo justo, ESO no es fácil.

Piensa en tu desarrollo como persona, como una inversión en ti mismo. Nadie va a invertir en ti. Invierte tiempo y dinero en ti. Con el tiempo, ellos pagan intereses compuestos. Busca un Coach…a mi, me ha resultado muy productivo contratar uno y entrenarme para ser un Coach. Comienza ahora.

5. Gestiona tu carrera
Evita los tres “pecaditos” básicos al gestionar tu carrera: a) Creer que tu carrera debe guardar estrecha relación con tu educación; b) Seguir los consejos de parientes (siempre apuntan a lo estable y al mínimo riesgo); y c) Cambiar de trabajo sin un plan a largo plazo. El único pecado mortal que puedes cometer es permitir que tu jefe maneje tu carrera. Puede que no le importes tanto...o puede que le entorpezcas su propia carrera. Es tu carrera, planifícala tú. Esto nos lleva al primer punto: Haz más que bien tu trabajo. Conviértete en el mejor en lo que haces para tu empresa, y la empresa probablemente llegue a ser el mejor lugar para poner en acción tus habilidades.

Si las cosas se tardan, recuerda: No hay fracaso, sólo éxito retrasado.

1 comentario:

  1. En cuanto al como progresar en tu trabajo: La mayoria pensamos en solo trabajar para ganar dinero, pero el exito en nuestro trabajo va mas alla y es en como buscar resultados en el mismo para satisfacer las necesidades de la empresa o de nuestros clientes. Debemos ser creativos, mantener la mente siempre positiva e intercambiar ideas y resultados. pensar, hablar y actuar son las claves para un buen desempeño en tu trabajo, lo que puede tener resultados positivos ante tu jefe y tus clientes. NO detenernos a esperar que otros realicen nuestro trabajo, si no hacer cada dia nuestro trabajo pas eficiente y no ir contra el tiempo. Esperamos compartir este mensaje con los diferentes lectores y que nos dejen sus comentariso de cada uno de los temas que tienen para desarrollar y aprender.

    ResponderEliminar

Nos encantaría que compartieras tu opinión o tu pregunta con todos nuestros lectores. Haz tu comentario!

googleac666331a3289097.html

Seguidores

Vecinos que nos dan vuelta

Website counter